Adonde el alcance no llega

¿Cuántas veces has entrado en Facebook y has echado un vistazo rápido a tu muro, pasando por alto casi todos los post y parándote sólo en algunos?

Facebook define el alcance de una publicación como el número de personas a las que se les ha mostrado el post en su muro; el feed de noticias. Un post puede tener mucho alcance, pero el alcance no llega siempre a todos.

Adonde el alcance no llega

El alcance no llega a decirnos si una persona se ha parado a ver nuestro post. Sólo sabemos con certeza si alguien lo ha visto si lleva a cabo alguna acción: que clique, que lo comparta, que comente o que, simplemente, le diga que le gusta.

Cualquier cliente te pedirá números, cualquier community manager lo argumentará con números y todos los cases studies están llenos de números. Pero sé realista, aunque tu marca esté en Facebook, debes analizar su actividad de manera real, no virtual.

Imaginemos que gestiono un cliente o yo mismo tengo una página con 1.000 fans. Publico un post y al cabo del día tiene los siguientes resultados: alcance de 470 personas, 4 “Me gustas” y 2 compartidos.

Pues bien, con estos resultados lo que podemos pensar a primera vista es que mis fans pasan olímpicamente de mí. Mis fans no son fans mío. ¿470 personas han visto mi post y a sólo 4 les ha gustado? ¡No me lo creo, Facebook!

Efectivamente, no te lo creas. ¿Cuántas veces has entrado en Facebook y has echado un vistazo rápido a tu muro, pasando por alto casi todos los post y parándote sólo en algunos?

Pues eso. Porque el alcance no llega a adaptarse a la manera de navegar que tiene cada uno por su Facebook. El alcance no llega a decirte si a todas esas personas que recibieron tu post pero no interactuaron, les importó lo que les dijiste. Si estás en Facebook y te gusta algo, tienes que decirlo y hacerlo. Pero en la vida, tienes que analizar más allá de los números. 

¿Dónde está tu marca?